Buscador de libros

Busqueda avanzada
El manifiesto redneck rojo: portada
  • N° páginas : 408
  • Medidas: 210 x 140 mm.
  • Peso: 400 gr
  • Encuadernación: Rústica
Descargar Ficha Enviar Ficha

El manifiesto redneck rojo CROWDER / MORGAN

Romper, con humor descacharrante, los viejos prejuicios sobre la intolerancia, la homofobia y el racismo de la ebria y violenta basura blanca estadounidense.

Editorial:
Traductor:
Javier Lucini
Ilustrador:
Antonio Jesús Moreno
Colección:
NARRATIVA
Materias:
ENSAYO ACTUAL;
ISBN:
978-84-121128-2-5
EAN:
9788412112825
Precio:
24.52 €
Precio con IVA:
25.50 €

¿Quieres comprar este libro? Busca tu librería más cercana

 

Sinopsis

«No puede ser. Contamos con la mejor comida, la mejor música, las mujeres más bonitas y el mejor clima de este país y, aun así, tenemos que lidiar con la fama, en buena parte merecida, de paletos borrachos, intolerantes y de gatillo fácil». La misión, furiosa y desternillante, es acabar con eso de una vez por todas, sentar a todos los rednecks que habitan al sur de la línea Mason-Dixon en las mecedoras del porche del abuelo, abrir unas cervezas, pinchar «The Southern Thing» de los Drive By Truckers e inspirarles para que se subleven y reclamen la dignidad y la belleza de su tierra y su cultura.

Autor: Crowder, Trae

creció en Celina, Tennessee, un pueblucho dejado de la mano de Dios con más licorerías que semáforos (2-0 en el último recuento). Fue uno de los niños más pobres de la zona, pero también uno de los más listos (algo que él mismo se encarga de señalar que no es ninguna hazaña). Por eso acabó coloreando moléculas en «Educación Especial»; en su pequeño colegio para pobres diablos rústicos no había presupuesto para «superdotados». Decidió dedicarse a la comedia a los doce años, después de ver a Chris Rock en HBO. Ya ni sabe la de veces que ha tenido que ir a ver a su madre a prisión.

Autor: Morgan, Drew

Más que un «redneck» se considera un «hillbilly»; procede de los Apalaches, de un lugar muy minúsculo en mitad de ninguna parte, la clase de sitio sobre el que los ingleses ruedan documentales. Madre bibliotecaria y padre motero, ferroviario, sindicalista y predicador en una iglesia baptista de Tennessee, con tendencia a abusar de la botella y a votar a los demócratas («¡ateo, pagano, desalmado!). Así les salió la criatura. Su humor ha sido descrito como «un Mark Twain puesto de ácido». Vive en permanente crisis existencial y, si le pones la música que le gusta, baila que da gusto verlo.

Autor: Ryan Forrester, Corey

de Chickamauga, Georgia, empezó a escribir monólogos a los dieciséis, alternando actuaciones en bares sórdidos y clubes nocturnos con los más diversos trabajos: pintor de brocha gorda, minorista, vendedor de motos, recolector de muestras de orina, repartidor de flores a domicilio, empleado de hotel y revendedor de libros de texto. En los últimos tiempos se dedicaba a pintar con espray figuritas del Yeti en Ooltewah y a ayudar a su madre y a su hermana en la panadería familiar. Gracias a la popularidad del «Redneck de Izquierdas» y a la publicación de este libro ha podido comprarse un televisor

Libros relacionados


Otras imágenes del libro